Los adolescentes ante sus propios cambios

. jueves, 29 de enero de 2009


Los adolescentes tienen una edad muy complicada, ellos mismos deben de buscar ese camino que aún no conocen, esa búsqueda les cambia a menudo y ni ellos entienden el porqué.
A los padres les parecen todas las actuaciones de sus hijos exageradas, inconscientes, no se dan cuenta que es normal que los jóvenes cambien repentinamente de forma de pensar o de estado emocional.
No por que tengan cambios hacia nosotros, que somos sus padres, quiere decir que ya no nos quieran, simplemente plasman en sus hechos sus propios sentimientos ante la vida.
Esto no es de preocupar a no ser que sea un estado muy largo y de mucha tristeza, tal vez entonces si que haya un problema que tratar.
Por lo demás no debemos que preocuparnos para nada, ellos mismos no saben lo que desean y eso es lo que los hace tan reacios a todo.
Pueden pasar de estar contentos, de ser amables, a de pronto ponerse a llorar o gritarnos como posesos.
En la adolescencia los hijos comienzan a tener muchos miedos que antes no tenían, entre ellos pueden estar el miedo a que su compañeros no los admitan en grupo, de que sus papás se separen o mueran, que hacer ante el alcohol, las drogas...
¿Si un amigo les ofrece algo que ellos no quieran que deben de hacer?
Este miedo es algo que todos hemos tenido, no querer hacer lo que otros sí hacen no tiene por que hacer que pierdas populismo, al contrario, demostrar que solo haces lo que de veras deseas es de ser adulto y muy maduro.
Tus colegas lo verán como tal aunque les cueste reconocer, pues se darán cuenta que tu estás un paso por encima de ellos, eso es algo que duele reconocer, pero a solas se darán cuenta que deben de seguirte ellos a ti, que deben de tener valor para progresar y madurar.
Una de las cosas que más preocupa a los jóvenes es el aspecto físico, por desgracia debe de ser la etapa donde se está muy pero muy feo.
Pero todo pasa, y claro no eres solo tú, todos los de tu edad pasan por el mismo momento.
No debemos de preocuparnos, cuando somos jóvenes y estamos en pleno desarrollo, de si nos sale una espinilla, si tenemos más o menos barba, esas cosas solo nos preocupan a nosotros mismos, los demás no se fijan en esas cosas.
Yo tengo un chico de 18, ha dado tantos cambios que yo no entendía, a veces pensaba que era muy cruel conmigo, no era capaz de darme cuenta que él no se podía comprender ni a sí mismo.
Le quería tanto, no le quería perder, con un poco de paciencia todo llega, ahora comienza a ver todo desde otro punto de vista más adulto, simplemente es un cielo.
Si me viene a la cabeza algún consejo más haré una neva entrada a este tema.
Lo mismo os digo a vosotros, si alguno tiene algo que aportar no dudéis en hacer un comentario, os intentaré contestar lo antes posible.
Un saludo!!!!

Seguidores

Perfil

Mi foto
La vida da mil giros inesperados, no digas que no, todo merece la pena.

Posts recientes

Se ha producido un error en este gadget.