Las preocupaciones de un joven que sus padres se separan

. jueves, 19 de febrero de 2009


Hoy quiero dedicar este artículo a un amigo de 15 años, sus padres se acaban de separan recientemente, aún están con los papeleos legales.
Son muchos jóvenes los que se encuentran en esta situación, cada día más familias se rompen por diversos problemas.
Los más afectados suelen ser los hijos, aunque los padres no lo ven.
Cada uno de los progenitores cuentan su estado, se ven fatal, se lo dicen al hijo, como si el pudiese calmar la situación, es el hijo el que más comprensión necesita.
Hasta ahora ha vivido con sus dos padres, los quiere a los dos por igual, pero no podrá vivir con los dos.
Cuando esta situación se da en un niño pequeño quien decide es el juez, por lo tanto no tiene que preocuparse de lo que sus papás piensan si decide por el otro.
La situación cambia cuando uno es adolescente, como por ejemplo este amigo mío, 15 años.
Su mamá desea que siga viviendo con ella, pero su papá también quiere tenerlo con él.
Como ya comenté antes, el chico, por la edad que tiene, debe de elegir aunque su mayor ilusión sería poder vivir con ambos progenitores, pero eso ya es imposible.
Cada uno de los padres empiezan a jugar sus cartas, es la hora de convencerlo, ninguno de los dos piensa en el hijo, por norma general piensan en sus propios intereses olvidando que su hijo es humano, no es una maletita que ahora está donde uno la pone.
Sus padres deberían de dejar a un lado los rencores, pues ante todo hay un hijo, en este caso, en muchos otros habrá más.
Lo mejor es que no le hagan elegir, que pueda entrar y salir de la casa de ambos padres siempre que lo desee.
Entiendo que esto es muy difícil, no siempre es posible.
Como dije al principio este es el consejo que le doy a mi amigo, no a sus padres.
Si fuese a los papás podría decir mil cosas, pero son bastante mayores para escuchar un consejo de alguien que también los necesita muchas veces, pues nadie es perfecto y nadie puede aconsejar, es gratuito pero nadie tiene ese derecho.
Bueno no me quiero ir por las ramas, solo intento que quede claro que se lo dirijo a los jóvenes.
El hijo debe intentar hacer sordos sus oídos ante las falsas expectativas que sus progenitores suelen exponer.
Nada será en el futuro como ahora le explican al hijo, pues la realidad es más compleja que una simple visión.
Sordo solo para las cartas sacadas de debajo de la manga, lo padres suelen utilizar situaciones límites con tal de convencerlo, aunque sea con mentiras.
Por lo tanto debe de ser lo más adulto que su edad le permite, no debe de dejarse influenciar por nada ni por nadie, me incluyo en esto, no quiero que me hagas caso a esto si te parece una tontería, solo deseo que hagas caso a tus sentimientos, a lo que de veras deseas.
No tengas miedo de exponerlo, sea a mamá o a papá, si te quieren deben de escucharte.
Deben de respetarte y acatar aquello que decidas por ti mismo, porque aún adolescente, eres muy maduro.
Sobre todo intenta que sus problemas no se hagan los tuyos, que con eso influyan en tus estudios hasta el punto que comiences el fracaso escolar, muchos antes que tú han pasado por lo mismo.
Por último quiero disculparme por entrometerme en tu vida, se que no tengo derecho.
Podía decirte todo esto a la cara, pero me parece tan importante que he pensado que lo mejor es que te quede escrito.
De esta forma puedes hacer dos cosas, no volver a leerlo nunca más, o releerlo hasta que entiendas cada una de mis palabras y cada metáfora de la vida.
Un beso.

4 comentarios:

Tammy Suárez dijo...

Buenas!
La verdad es que este es un tema que me parece a mi que no va a "pasar de moda" nunca, cada vez aumenta el índice de parejas que se rompen al año, y es cierto que quienes más lo sufren, sean cuales sean las circunstancias, son los hijos(si los hay, por supuesto).
Este tema siempre me ha tocado muy de cerca, el matrimonio de mis padres es muy inestable ya que se casaron por un "error", o sea yo XD. Se quieren, y nos quieren a mi y a mis hermanas, pero son muy diferentes y chocan mucho. A lo largo de mis 17 años he visto y he sufrido varias crisis en la relación de mis padres, y más de un intento de separación inminente. Es duro, pero en mi caso nunca llegó hasta el final, al final siempre hacen como si nada y siguen para adelante-cosa que no apruebo tampoco-.
El caso es que ahora mismo a una amiga mia que tiene 20 años le está pasando esto, y el problema no es ella, sino su hermano de 10. La madre tiene depresión, y es muy probable que entre la medicación y su tendencia a dejarse guíar por los demás haya influido en su decisión, pero está tomando la típica táctica de poner a los hijos en contra del padre, aunque eso si, no le ha echado de casa ni nada por el estilo, pero le culpa a él y es el niño pequeño quien lo sufre.


No quiero extenderme tampoco demasiado, pero pienso que este es un tema que se debe tratar bien a fondo, tanto por los padres como por los hijos. Es un paso importante para toda la familia, porque aunque un matrimonio se rompa-que sólo es un contrato-, lo que es el núcleo familiar va a seguir intacto para los hijos, van a tener a sus padres aunque sea por separado, y es importante saber cómo actuar, no dejarse engañar y tirar para adelante con la cabeza fría.


Muy buena entrada, espero que más adelante profundices igual de eficazmente.

Besos y perdón por la extensión escesiva!

pitusa38 dijo...

Hola Tammy!!! gracias por tu partiacipación en el bog, tus puntos de vista son totalmente aceptable, así es, tal y como tú dices.
Me encanta poder saber las ideas que tienen los jóvenes sobre mis entradas, me eres de gran ayuda, gracias de nuevo querida amiga.
Es un honor para mí tenerte como lectora de este blog, tus comentarios me llenan de ganas de escribir cada día, espero verte siempre tan activa.
Insisto que me es de gran ayuda tener a alguien de tu edad dando sus opiniones, pues no siempre se como abordar los temas, una ayuda no me viene mal.
Recibe un beso de tu amiga!!!!

Facundo dijo...

Hola,

mis viejos se separaron antes de que yo cumpa 15 y por mi parese, no fue muy traumatico que digamos, aunque eso pudo deberse a que vivo en un pueblo, y estoy a 4 cuadras de la casa de mi viejo.

Algo que es muy importante que los padres tienen que explicarles a los chicos (me lo dijeron a mi), que aunque los padres se separen y no sean mas pareja, siguen siendo nuestros padres, y eso es lo importante, no importa donde vivamos, total, siemrpe uno puede a quedarse a dormir en la casa del otro padre (suponiendo que es una separacion normal, y no por casos de abuso, violencia,etc....) y todo va a seguir mas o menos igual...


salu2!

pitusa38 dijo...

Hola Facundo!! primero agradecerte el comentario, me encanta que participéis en el blog, me enseñais muchas cosas que yo no se.
Vuestras experiencias me refuerzan a las mías.
Así es Facundo, los padres deben de decir a los hijos que no tiene nada que ver la separación con ellos, así debería de ser que le dejen ir a dormir en casa de uno o del otro sin problemas por ninguno de los progenitores.
A la mamá del chico a quien dediqué esta entrada le digo eso a diario, pero ella piensa que le quiere más por tenerle a su lado, no se da cuenta que tiene ya 15 años y debe respetar la opinión del hijo, por eso le dediqué precidamente este artículo.
Recibe mi saludo y espero verte de nuevo comentando, recuerda que si te apetece puedes indicarme algun tema que te apetezca que trate en el blog.
Un beso!!!

Suscripción

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Buscador

Búsqueda personalizada

Contacto

Puedes escribirme a mi correo electrónico, te atenderé lo antes que me sea posible, acepto sugerencias. Ya sabes que no hay nada de lo que no puedas hablarme, yo no te juzgaré. pitusa38@siemprejoventodo.com

Seguidores

Perfil

Mi foto
La vida da mil giros inesperados, no digas que no, todo merece la pena.

Posts recientes

Se ha producido un error en este gadget.