Mariguana y hachís, unas de las primeras drogas

. miércoles, 18 de febrero de 2009


La mariguana (maría) y el hachís son dos drogas similares, de hecho una sale de la otra.

El hachís (también se le puede llamar porros o canutos) sale de la parte más resinosa de la planta de la planta de la mariguana, luego se prensa haciendo unos bloques, que más tarde se hará en tabletas más pequeñas para su venta y posterior consumo.

La mariguana se fuma directamente, haciendo un cigarrillo, porro, de ella o en pipa.

El hachís se puede fumar de varias maneras, en pipa o en cigarrillos, para hacer el porro o canuto primero se quema, entre los dedos se deshace para mezclarlo con el tabaco que se liará en un papel de fumar.

Aunque están consideradas como drogas blandas, tienen unos efectos bastante fuertes.

Con el consumo aparecen un aumento del apetito, sensación que el tiempo camina más despacio, y para los que las consumen habitualmente dirán que es placer lo que sienten, sin embargo algunos tienen bajones de tensión que les hace sentirse verdaderamente mal.

Se suele decir que no hay síndrome de abstinencia, desde luego no se puede comparar con los opiáceos, heroína, pero sí que hay síntomas al dejar de consumir hachís o maría.

Los primeros días de no consumir se está irritable, sin ganas de comer y depresivo, suele ir bajando de intensidad al pasar la primera semana, hasta llegar a no sentir nada.

Aunque seguro que habéis escuchado que se utiliza en medicina, que de forma terapéutica sea buena no quiere decir que su uso, sobre todo abusivo sea bueno.

Lo primero que yo observo en los jóvenes que consumen estas drogas, hachís y maría, es que están sin ganas de nada, no les apetece ni estudiar ni ir a trabajar, solo desean estar tumbados con los amigos o a solas.

Pero claro que esto no es lo peor, como comenté antes, el hachís es aceitoso, pues os podéis hacer una idea de como debe de dejar los pulmones, no se limpian más que un 50% a la semana, dejando muchos residuos.

Otro de los síntomas que deja el consumo de cannabis es que el comportamiento se hace mucho más violento, hace tener problemas psicóticos.

Yo no os voy a decir lo que debéis hacer o dejar de hacer, cada uno debe de elegir.

Tampoco os juzgaré nunca por que hagáis una u otra cosa, insisto cada cual sabrá.

Solo quiero que conozcáis un poco todas las cosas que os podéis encontrar en vuestro camino, pensarlo siempre antes de hacerlo, toda decisión traerá unas consecuencias casi siempre imparables.

Siempre es mejor saber decir no antes, que después tomar la decisión de dejarlo.

Si queréis seguir el blog cómodamente podéis subscribiros en la parte derecha, arriba del blog, es muy sencillo.

Espero vuestros comentarios, vosotros sois los más importantes del blog.

Si tenéis algún problema, alguna duda, pero no queréis hacerlo público, arriba a la derecha está la dirección de correo electrónico del blog, seré totalmente discreta.

Imagen: bloguniversitarios.com

1 comentarios:

Tammy Suárez dijo...

Hola!
Respecto a este tema yo soy un poco más tajante y específica. Creo que hay que resaltar una idea fundamental, y es que una de estas drogas es mucho más nociva y dopante que la otra.
Hay que saber distinguir las cosas, una cosa es marihuana y otra polen o hachís, son diferentes aunque vengan de lo mismo. La marihuana es un elemento natural, puro, y aunque tiene efectos relajantes y otros que varían según el tipo de persona que los consumen, no es equiparable al hachís.
El hachís es un concentrado de marihuana adulterado, es más adictivo y es más nocivo, mucho más. Con esto no estoy defendiendo la marihuana, ni mucho menos, pero se debe de remarcar varias cosas.
La primera es que hay muchos tipos de drogas, y algunas legales que son más adictivas y más mortales que la marihuana, como lo es el tabaco, el alcohol o los medicamentos, que si se mira bien, también responden a la definición de droga.
Droga es un concepto muy amplio, y la marihuana está entre las blandas por un hecho sencillo: el efecto universal es la sensación de relajación que deja. El resto depende de con qué se mezcle, el estado de la persona tanto animico como físico, etc. Además, es beneficiosa para afecciones como bronquitis, asma o procesos cancerígenos o de quimioterapia, además de estrés u otras alteraciones de la conducta.

A pesar de todo, la marihuana es una droga blanda ilegal, aunque yo creo que debería ser legalizada con fines terapeuticos, pues se ha demostrado su eficacia. Cada cual debe saber que está metiendole al cuerpo, pero igual que se informa de los riesgos de la maria, deberían informarse mucho más los de las drogas legales: tabaco, café, alcohol, medicinas... O todo o nada.



Espero te sirva de ayuda la aportación, y quiero recalcar que no defiendo el consumo de estupefacientes, sólo que hay grados y mucha confusión.


Besos y buen artículo!

Suscripción

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Buscador

Búsqueda personalizada

Contacto

Puedes escribirme a mi correo electrónico, te atenderé lo antes que me sea posible, acepto sugerencias. Ya sabes que no hay nada de lo que no puedas hablarme, yo no te juzgaré. pitusa38@siemprejoventodo.com

Seguidores

Perfil

Mi foto
La vida da mil giros inesperados, no digas que no, todo merece la pena.

Posts recientes

Se ha producido un error en este gadget.